¿Tienes #clientes tóxicos?

 

Free-Textures-33

Muchas veces con el afán de ser cordiales y serviciales con nuestros clientes, que tanto nos han costado de conseguir, tragamos y tragamos con sus solicitudes y demandas, por el peso de las facturas que tenemos que pagar, y eso no hace más que despistarnos de nuestro objetivos:

  • Nos agotamos
  • Damos mal servicio a nuestros clientes… los buenos
  • Nos acostumbramos a bajar la cabeza – un golpe demasiado fuerte a nuestra autoestima –

Estamos seguros que podéis identificar alguno de ellos en vuestra cartera

Si somos capaces de identificar un cliente tóxico, el modo de proceder para que deje de serlo es “sacárnoslo de encima”

Si, aunque parezca muy drástico, ese cliente no valora nuestra trabajo lo suficiente,  y tiende a pedir más y más sin querer aumentar más y más el monto total de sus pagos con nosotros.

La mejor estrategia, o al menos la menos mala es. 

No discutir con el cliente, ofrecerle algo suculento como terminar un trabajo que le estéis haciendo gratis, y ofrecerle algunos consejos para el futuro.

Una vez terminado este acuerdo, cerrar el grifo con él.

Sed drásticos y no trabajéis más para alguien que no os merece. Hay miles de clientes esperando con ganas de que les ofrezcáis vuestro producto o servicio sin necesidad de ser “ninguneados”

¿Estáis de acuerdo?

Esperamos vuestros comentarios, gracias

 

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *