¿Qué hacen #KPMG, #Accenture, #Deloitte…que no haces tú?

 

cmtrs_n-640x640x80

A veces creemos que porque nuestro negocio es de tirada media o pequeña, no tenemos la necesidad de auditar nuestro trabajo.

Pero este es uno de los grandes errores que todo emprendedor puede cometer y es símbolo de poca profesionalidad.

Ser pequeños, autónomos, emprendedores o simplemente tener la tienda del barrio no está reñido con ser profesionales.

Tal vez no podamos gastarnos un gran presupuesto en auditar nuestro propio trabajo, pero sí podemos poner en duda nuestra metodología estudiar nuestros resultados y encontrar fórmulas económicas que nos faciliten el trabajo.

Por ejemplo: 

  • ¿Tenemos nuestras bases de datos de clientes actualizadas y automatizadas?
  • ¿Seguimos nuestra tarifa de precios y justificamos nuestros descuentos?
  • Medimos realmente nuestra productividad… horas, reuniones, tiempos de búsqueda y consulta de información
  • Cada vez que realizamos una acción comercial ¿medimos los resultados?

Estos son algunos de los temas que a grandes rasgos las empresas de Auditoría estudian cuando van a poner orden “a casa del cliente”.

Las grandes auditorías hacen un simple ejercicio que muchos de nosotros no hacemos.

MEDIR, MEDIR, y luego volver a MEDIR.

Con los resultados en frente es más fácil poder tomar decisiones, saber en qué hay que invertir más tiempo y capital y sobre todo, conocer si realmente nuestro negocio es rentable.

¿Te atreves a medir tu trabajo?

Te podemos realizar una auditoria de tu estado de empresa en cuanto a márketing, web e imagen corporativa.

 

 

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *