¡El Autoboicot, o la ciencia de ponerse trabas a uno mismo para no avanzar!

En los últimos tiempos se habla de males comunes a casi todos los mortales, que no son más que trabas psicológicas y pequeños traumas que se cuecen en edades tempranas y marcan nuestro camino de luces y sombras.

Uno de ellos es el responsable del sabotaje a nuestros planes, objetivos y deseos más anhelados, su nombre es AUTOBOICOT, y estamos seguros de que lo has experimentado más de una vez.

Hablamos con Anna Marta Lubska Psicóloga. Life Coach. Coach de salud. Orientadora laboral. Formadora. Conferenciante. English &PolishTeacher. Ella nos darás las caves para entender un poco mejor este despropósito y saber lidiar con él.

1.- En pocas palabras ¿cómo definirías el autoboicot?

Entendemos el autoboicot como las acciones conscientes e inconscientes que nos impiden llegar a las metas que nos proponemos, conseguir nuestros objetivos, vivir honrando nuestros valores o permitirnos desarrollar nuestro potencial o talentos.

2.- ¿Cómo detectar si estamos en un estado de autosabotaje?

Cuando hay alguna resistencia que no nos permite avanzar, cuando detectamos que empezamos nuevos proyectos pero en un momento perdemos este entusiasmo inicial, cuando nos desaniman los obstáculos.Todo esto nos hace sentir culpables y afecta nuestra autoestima.

Sin darnos cuenta entramos en un círculo vicioso de trabas mentales, donde vivimos situaciones de culpabilidad, impotencia, o buscamos los culpables en las circunstancias externas, sin asumir nuestra parte de responsabilidad.

Las personas que administran mal su tiempo, que justifican con la falta de dinero no tomar decisiones importantes, que esperan a tener suficientes conocimientos, contactos, o a que llegue esta “oportunidad única” no se dan cuenta de este autosabotaje al que se someten.

3.- Te damos un ejemplo:

María se propone terminar con tiempos de dietas fallidas y sobrepeso. Decide de una vez por todas poner fin a un cuerpo desproporcionado y a años de no cuidarse.

Se conciencia, estudia un plan de adelgazamiento y deporte, y empieza a hacerlo de manera concienzuda, pero en poco tiempo, se pone citas a la hora que tiene previsto hacer deporte.

Queda con un montón de conocidos para realizar cenas y comidas copiosas … y su plan se va al traste en nada.

😱¿Esto es mala suerte o es una forma de autoboicot?

La excusa de la mala suerte es frecuentemente utilizada por las personas que no quieren o que les da miedo profundizar en las verdaderas causas de la falta de progresos a la hora de ponerse un objetivo.

Aquí pueden operar varias dinámicas conscientes o inconscientes o creencias limitantes adquiridas a lo largo de la vida.

En el caso de María del ejemplo podría ser la baja autoeficacia, que es la creencia de que tenemos el poder de influir sobre los resultados de las acciones que realizamos.

Las personas que en su vida temprana vivieron experiencias de tener poco control sobre los acontecimientos, por ejemplo cuando los padres los sobreprotegían o lo contrario, las situaciones que se les presentaban estaban fuera de su campo de influencia, pueden desarrollar una actitud llamada “indefensión aprendida” que se manifiesta en verse incapaz de superar los obstáculos y dificultades que tarde o temprano se presentan a cualquier persona que intenta hacer algún cambio en su vida.

Esta falta de creencia de que puedo superar lo difícil se puede hacer visible en la tendencia a posponer para más tarde las tareas incomodas, en las cuales está en juego nuestra competencia y capacidad.

4.- En los negocios podríamos decir que ¿el Autoboicot es el “miedo al éxito”?

¡El miedo al éxito de verdad existe aunque hay mucha gente que no se lo cree! ¿Por qué nos puede dar el miedo el éxito? En psicología es muy conocido el “síndrome del impostor” que consiste en no verse competente o merecedor del éxito.

La persona con el síndrome del impostor teme al éxito porque puede dejar al descubierto su incompetencia o falta de preparación. Es un conflicto interno entre la necesidad de demostrar su valía y la creencia de que todo lo que consigue se debe la casualidad o  a la suerte. Así que seguir ascendiendo o teniendo nuevos éxitos le asusta porque los demás podrían descubrir la incómoda verdad (que en la mayoría de los casos no es verdad sino una manera distorsionada de ver sus capacidades y la tendencia a no valorar los propios méritos).

Una causa inconsciente del miedo al éxito puede ser la lealtad familiar: en mi familia nadie ha tenido un éxito profesional, ¿Quién soy yo para ser diferente? En mi familia todos somos funcionarios, ¿Quién soy yo para elegir una carrera diferente?

Conseguir un éxito profesional puede tener como consecuencia tener que tomar decisiones difíciles: viajar más, dedicar más tiempo al trabajo, ser más asertivo, delegar más, a lo que no todas las personas se sienten preparadas y por eso entran en dinámicas de autoboicot. Los temores más habituales son ¿“y si los compañeros se alejan de mi por no verme ya uno de ellos”? “¿Y si descuido a mi familia?”, ¿Y si enfermo de tanto estrés?”

5.- ¿Qué patrones mentales influyen en la generación de situaciones de autoboicot?

Para desactivar los patrones de autobiocot hay que profundizar en las creencias de la persona. La mayoría de las veces no somos conscientes de las creencias que tenemos sobre diferentes aspectos de la vida, pero son fácilmente detectables en nuestra conducta, sobre todo en los patrones que se repiten.  Las creencias más útiles a explorar serían:

  • ¿Qué me merezco en la vida?
  • ¿Quién se merece tener éxito en la vida?
  • ¿Cuál es el precio por tener una vida exitosa?
  • ¿Cuáles son mis capacidades o talentos?
  • ¿Qué significa ser hombre o ser mujer?
  • ¿Esperan mis seres queridos que sea de una forma determinada?
  • ¿Qué debo a los demás?

6.- 3 consejos para luchar contra nuestras propias trabas, por favor:

  1. Date permiso para vivir la vida que deseas
  2. Abandona la necesidad de ser perfecto, elige ser auténtico.
  3. Las dificultades, obstáculos, errores son parte del camino, acéptalos como oportunidades de aprendizaje.

7.- ¿Cómo podemos prevenir estas situaciones que nos llevan al fracaso?

Empezaría por acentuar la idea de que equivocarse es inevitable.  Las personas que nunca fracasan son las que nunca intentan cosas nuevas, que no expanden su zona de confort.

Cuando abandonamos la idea de que tenemos que ser perfectos nos volvemos más flexibles y empezamos a actuar desde una motivación más saludable.

La naturaleza humana es imperfecta y la imperfección es algo que nos una a todos. A veces cuando pensamos en las personas exitosas nos centramos solo en la última parte del camino,  pero al leer las biografías de estas personas o profundizar en su historia nos damos cuenta de que todos han fracasado en algún momento. Equivocarse forma parte del camino hacia el éxito.

Cuando lo aceptamos empezamos a ver los errores como fuente de aprendizaje e indicadores útiles de lo que funciona y lo que no. Si actuamos desde la actitud de curiosidad y apertura vivimos nuestros fracasos con más ligereza.

8.- ¿Qué terapia es la más efectiva para combatir mentes predispuestas a fracasar una y otra vez?

Cualquier enfoque orientado a explorar las creencias limitantes y modificarlas podría se útil en estos casos. El coaching ofrece herramientas muy útiles para indagar y corregir nuestro “mapa mental”. El mapa mental son todas las creencias, guiones y expectativas que desarrollamos en base a nuestras experiencias y que hace que el mundo sea más previsible y fácil de entender.

Es una generalización de los hechos puntuales. Muchas veces actuando desde nuestro mapa mental omitimos los hechos que no confirman nuestras predicciones. Por ejemplo si una persona cree que “la vida es difícil”, desarrollará la tendencia a no prestar atención y restarel valor a las cosas que ha conseguido sin esfuerzo, no se fía de las soluciones fáciles eligiendo siempre el camino más difícil.

9.- ¿Qué podría hacer un emprendedor o un empresario que detecta que está creando situaciones de autosabotaje a su propio éxito profesional?

Lo más importante es darse cuenta y tener la valentía de nombrar la situación. Muchas veces elegimos distraernos de lo incomodo cayendo en hábitos no saludables, lo que a largo plazo afecta a nuestra salud emocional.  Hay  que empezar a ver las conductas de autosabotaje como un mecanismo de protección. Si inconscientemente me veo incapaz, creo que no me merezco el éxito, o tengo la creencia de que mis resultados definen mi valía personal, estas autoobstaculizaciones van a entorpecer mi camino.

Cuando abandonamos la idea de que nuestros éxitos o fracasos definen nuestra valía, cuando desarrollamos una autoestima incondicional y nos tratamos a nosotros mismos con amabilidad dejamos de autocriticarnos,lo que nos permite tener más curiosidad genuina sobre nuestras verdaderas motivaciones, necesidades y ambiciones. A veces nos autoboicoteamos porque no nos gusta el trabajo que tenemos, lo hemos elegido sin tener en cuenta nuestros valores o por seguir las modas del momento. Pararnos e indagar con curiosidad sobre nuestra situación nos da la oportunidad de descubrir las causas de este autosabotaje.

10.- Nos cuentas algún caso de éxito…

Puedo contar algún éxito propio. Soy de Polonia y me vine a España hace 13 años para realizar un proyecto de voluntariado sin saber decir ni una palabra en español.

En mi profesión la palabra es la herramienta principal. Cuando decidí quedarme en España pensé que nunca iba a ser capaz de aprender el idioma lo suficiente para poder ejercer como psicóloga. Obviamente me ponía muchas trabajas, buscaba trabajos muy por debajo de mi cualificación, nunca me veía lo suficiente preparada hasta que un día me di permiso para ejercer como psicóloga y terapeuta, incluso con mi español imperfecto y acento diferente. Con un trabajo constante y autoconfianza la conseguí.


Desde limoncomunicacion.com agradecemos enormemente las palabras y reflexiones de Ana Marta Lubaska, que ha demostrado ser una gran profesional y estar muy capacitada para ayudar a profesionales a afrontar estos problemas.

Os dejamos su enlace por si necesitáis de su ayuda

Anna Marta Lubska 

Psicóloga. Life Coach. Coach de salud. Orientadora laboral. Formadora. Conferenciante. English & Polish Teacher.